Red de información TI para profesionales ITMedia NetWork

Búsqueda avanzada

Publicidad

Publicidad

¿Realizará un robot mi trabajo?

18 Abril 2017por Lucio Martínez de Salazar, Experto en Gobierno TI de BIP, Business Integration Partners

Si tu profesión está entre las que se consideran de alto riesgo de “robotización” es posible que en un futuro próximo tu puesto de trabajo sea ocupado por una máquina. El mercado de los robots podría alcanzar en 2019 los 135.000 millones USD, según afirma The Financial Times. Las nuevas tendencias apuntan a un entorno laboral donde convivan hombres y máquinas

El pasado 17 de febrero Bill Gates afirmaba que “si un robot reemplaza el trabajo de un humano, este robot debe pagar impuestos como un humano". Para Elon Musk, cofundador de Paypal y director ejecutivo de Tesla Motors, “la gran revolución será la llegada de los robots a los puestos de trabajo y deberemos fusionarnos con las máquinas sino queremos ser irrelevantes”. La consultora Gartner prevé que en 2020, la automatización y la inteligencia artificial reducirán en un 65% las necesidades de personal en los Centros de Servicio.

Lucio Martínez de Salazar

Lucio Martínez de Salazar

No hay duda de que el futuro pasa por crear equipos de trabajo híbridos de humanos y robots por lo que llegado este punto es necesario preguntarse por el impacto laboral que tendrá la robotización. ¿Qué cambios legislativos harán falta? ¿Cómo evolucionar a puestos de trabajo híbridos? ¿Cómo se relacionarán humanos y máquinas en este nuevo entorno? El debate está servido.

China y Japón ya han comenzado a estructurar su mercado laboral bajo este nuevo paradigma. En un principio, podríamos pensar que la robotización sólo afecta a los sectores con menor cualificación pero, nada más lejos de la realidad, médicos e ingenieros van a ver parcialmente “automatizadas” sus tareas y, como comenta The New York Times, los robots llegarán también a Wall Street.

Las etapas de la automatización

¿Cómo se integrarán los robots con los humanos en el mismo entorno laboral? Los expertos hablan de tres etapas de automatización:

  1. Básica, que tendrá como objetivo las tareas más repetitivas y burocráticas (por ejemplo, envío de información, cruce de datos, etc.). En esta etapa es dónde se encuentran muchas empresas.
  2. Mejorada. Esta etapa incorpora el “Aprendizaje Automático” que permitirá a los robots aprender y corregir errores. Los robots asumirán trabajos más especializados. Estos son los casos de Tug (que entrega y transporta materiales médicos en un hospital) y de Savioke (que actúa como servicio de habitaciones en un hotel).
  3. Cognitiva. Los robots usarán el llamado “Aprendizaje Profundo” (o Deep Learning) que no sólo les permitirá aprender de la experiencia sino que serán capaces de tomar decisiones a partir de la información suministrada. En este momento labores que hasta ahora realizan personal cualificado, como médicos o ingenieros, serán ejercidas parcialmente por máquinas. Este es el caso de Watson, construido por IBM, que puede entender y responder preguntas complejas, planteadas en lenguaje natural, con suficiente precisión y velocidad.

La eliminación de trabajos “humanos” en cada etapa será mayor, aunque para los impulsores de la robótica las máquinas no sustituirán a las personas sino que los ayudarán. Los estudios de McKinsey indican que la automatización puede aumentar el beneficio entre cuatro a diez veces en relación al coste de inversión. Este argumento proporciona la excusa perfecta a las empresas para evolucionar el mundo laboral.

Velocidad del proceso

¿Cómo de rápido será este proceso? Los expertos no se ponen de acuerdo. Algunos estiman que hasta 2020 se perderán unos cinco millones de puestos de trabajo y su impacto será mayor en las economías emergentes debido a la reducción de la ventaja competitiva de la mano de obra barata. Lo cierto es que la automatización no es un fenómeno nuevo, los humanos llevamos empleando máquinas para facilitar nuestros trabajos desde el s. XVIII. La revolución industrial del s. XIX supuso la aparición de nuevos sectores y procesos de producción. Actualmente, estamos entrando en la “cuarta revolución industrial” dónde los robots asumen tareas cada vez más especializadas y los trabajadores deben evolucionar sus capacidades y habilidades hacia otras más digitales.

La eliminación de trabajos “humanos” en cada etapa será mayor, aunque para los impulsores de la robótica las máquinas no sustituirán a las personas sino que los ayudarán

Lucio Martínez de Salazar

La solución pasa por crear un entorno dónde personas y máquinas trabajen juntos y sean capaces de “beneficiarse” mutuamente. Los robots serán autónomos e interactuarán con las personas mediante el lenguaje o la imagen; proporcionándoles la información necesaria para la toma de decisiones o recomendándoles alternativas a partir de los datos disponibles. Las máquinas aprenderán de sus errores, harán previsiones, calcularán tendencias, supervisarán las actividades,… Todo ello en un entorno controlado por los trabajadores humanos quienes sólo se dedicarán a las tareas más creativas y que requieran mayor interacción social con el medio.

El proceso de automatización de la sociedad es "lento" y los trabajadores se adaptarán al cambio, aprovechando que se necesitará más creatividad y talento. Ha llegado el momento de abrir el debate, como sugiere la OCDE, y evitar refugiarse en la visión fatalista del "desempleo tecnológico". Si lo hacemos así, puede que, en un futuro no muy lejano, quizás nos encontremos en aquel mundo que dibujaba Ridley Scott en "Blade Runner" y cuando eso suceda: ¿podremos distinguir un humano de un robot?

ShareThis

Publicidad

Publicidad

Destacamos

Envío de artículos por email de IT CIO.es

Por favor, introduzca la siguiente información











Cerrar

Envío de artículos por email de IT CIO.es

Procesando envíos...

Envío de artículos por email de IT CIO.es

Email enviado. Cerrar

Envío de artículos por email de IT CIO.es

Error en el envio. Pulse aqui para cerrar.Cerrar