Red de información TI para profesionales ITMedia NetWork

Búsqueda avanzada

Publicidad

Publicidad

IoT en el diseño, modelos de negocio en servicios e impresión 3D, tendencias en fabricación

09 Enero 2018por Redacción

IoT integrada dentro del diseño del producto, fabricantes adoptando un modelo de negocio centrado en el servicio, y la impresión 3D llegando al punto culminante de beneficios comerciales a gran escala son los tres factores clave que Antony Bourne, Global Industry Director of Industrial & High Tech Manufacturing en IFS, resalta como relevantes para 2018

Antony Bourne

Antony Bourne

A finales de 2018, más del 50% de los fabricantes incluirán la tecnología Internet de las Cosas (IoT) en la fase de diseño de sus productos, mientras que la impresión 3D alcanzará un punto álgido y la servitización se adelanta: en 2020, la mayoría de los fabricantes obtendrá más de la mitad de sus ingresos a partir de los servicios.

En 2018, el IoT dará un paso decisivo en su evolución. Si pensamos en IoT como el sistema nervioso de un producto, durante el año veremos crecer este sistema, desde captar señales externas, hasta convertirse en el propio cerebro del producto, enviando, recibiendo, creciendo y recabando información constantemente, desde el centro del producto y a lo largo de todo su ciclo de vida.

La fabricación es uno de los mercados actualmente más impactados por IoT. De acuerdo con Global Market Insights, IoT en la industria de fabricación alcanzó un valor de más de 20 mil millones de dólares en 2016 y se prevé que esta cifra aumente con una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) del 20% entre 2017 y 2024.

Las inversiones actuales en IoT están teniendo lugar en tres áreas principales:

  • Smart Manufacturing, para aumentar la producción, la calidad del producto o las operaciones y la seguridad de la fuerza laboral, así como conseguir un menor consumo de recursos
  • Productos conectados, para impactar en el rendimiento del producto, incluida la recopilación de información detallada sobre los productos en campo, diagnósticos y mantenimiento remoto
  • Cadenas de suministro conectadas, dirigidas a aumentar la visibilidad y la coordinación, consiguiendo una trazabilidad de los activos y el inventario para una ejecución más eficiente de la cadena de suministro

Los fabricantes se están dando cuenta de que al integrar la tecnología IoT en los productos y equipos, se podrá monitorizar, no solo el rendimiento del equipo para predecir cuándo necesita una reparación, sino también cómo y cuándo se está utilizando, lo que proporciona una importante ventaja competitiva.

A finales de 2018, más del 50% de los fabricantes incorporará tecnología IoT en sus productos, desde el primer día, pensando ya en la fase de diseño y preguntándose qué servicios e ingresos podrá generar este producto a lo largo de su vida útil

A finales de 2018, más del 50% de los fabricantes incorporará tecnología IoT en sus productos, desde el primer día, pensando ya en la fase de diseño y preguntándose qué servicios e ingresos podrá generar este producto a lo largo de su vida útil.

La impresión 3D, en su punto álgido

Mi segunda predicción es que la impresión 3D, al igual que IoT, entrará en una fase nueva y más madura. Esta intuición se basa en varios indicadores que apuntan a esa dirección.

Uno de ellos es la escalabilidad de las soluciones de impresión 3D: aparece una nueva generación de empresas especializadas en impresión 3D, que pasan de una fabricación a pequeña escala, tradicionalmente dominada por los fabricantes de moldes de inyección, hacia una producción a gran escala, con sistemas automáticos nuevos, más rápidos y mejor conectados, que reducen parte del proceso de producción previo y posterior y qué durante tanto tiempo ha supuesto un obstáculo para este tipo de fabricación.

Stratasys, por ejemplo, ha trabajado en una nueva impresora, la Demonstrator, altamente escalable y capaz de aumentar significativamente la capacidad de producción, imprimiendo de 1.500 a 2.000 componentes por día. Esto significa que puede lograr reducir costes y, por ello, será un catalizador importante para el éxito de esta tecnología.

Con la industria de fabricación cada vez más acomodada, la necesidad de diferenciarse es clave para la supervivencia y rentabilidad de las compañías. Ahora vemos que un gran número de fabricantes están cambiando a un modelo comercial más centrado en el servicio: una tendencia que ya se conoce como servitización

La ‘servitización’ se adelanta: la mitad de los ingresos serán de servicios

Con la industria de fabricación cada vez más acomodada, la necesidad de diferenciarse es clave para la supervivencia y rentabilidad de las compañías. Ahora vemos que un gran número de fabricantes están cambiando a un modelo comercial más centrado en el servicio: una tendencia que ya se conoce como ‘servitización’.

La 'servitización' es una forma de que el fabricante incluya capacidades para mejorar su oferta general, además del producto en sí.
Un buen ejemplo es Apple, que lo hizo hace unos años cuando ganó la mayor parte del mercado con el iPod e introdujo iTunes para aumentar la lealtad, diferenciarse y generar más ingresos.

Puede pensarse que nunca se aplicará a su negocio, pero las empresas ya están cosechando beneficios de la ‘servitización’ en la actualidad, en muchos subsegmentos diferentes.

Así, Philips proporciona al aeropuerto de Schiphol, en Amsterdam, "iluminación como servicio", lo que significa que el aeropuerto paga por la luz que utiliza, aunque Philips es el propietario de todos los accesorios, instalaciones y dispositivos eléctricos.

Philips, y su partner Cofely, son conjuntamente responsables del rendimiento y la durabilidad del sistema y, en última instancia, de su reutilización y reciclaje al final de su vida útil. Para el aeropuerto esto ha supuesto una reducción del 50% en los gastos de electricidad, y sin comprar una sola bombilla.

Vemos también esa evolución entre los clientes de IFS. Así, para el fabricante de muebles Nowy Styl Group, la ‘servitización’ ha sido crucial para su crecimiento.

En 2007, reconoció que para la marca, "las sillas no eran suficientes", impulsando una transformación de fabricante puro a empresa de consultoría de interiorismo a escala mundial.

Otro ejemplo es el de un cliente que fabrica productos de limpieza. La compañía entendió que elegir los artículos adecuados era solo parte del objetivo principal de sus clientes: el uso de los productos de una manera efectiva, la elección de los accesorios o el establecimiento de las rutinas correctas para su reposición se convirtieron en servicios cruciales para mantener limpias las instalaciones de sus clientes.

Ambas organizaciones se dieron cuenta de que con la tecnología cambiando de forma tan rápida, se restaba importancia al producto y que los más exitosos de ellos, se convierten rápidamente en los productos del mañana, contribuyendo a que bajen los precios.

Con la ‘servitización’, los fabricantes escapan de la corrosión de la mercantilización. Los servicios expertos, afinados con años de experiencia, proporcionan un valor añadido que los clientes siempre estarán dispuestos a pagar, independientemente de las tendencias tecnológicas.

Según una encuesta de IFS, realizada por la empresa de investigación Raconteur, el 68% de los fabricantes afirman que la ‘servitización’ está bien establecida y ya está produciendo beneficios o en curso y recibiendo atención y apoyo adecuado por parte de la alta dirección.

Sin embargo, casi una de cada tres empresas de fabricación, aún no obtiene ninguna rentabilidad de la ‘servitización’, lo que indica que se están perdiendo flujos de ingresos y nuevas formas de desarrollar sus ofertas.

Para tener éxito en esa respuesta a las necesidades del cliente y a las demandas, los fabricantes deben buscar nuevos modelos que optimicen el tiempo de comercialización, llevando una idea de diseño a un artículo vendible, lo más rápido posible.

IoT supone además una capa adicional a esa ‘servitización’. Con sensores que detectan cuándo su producto o equipo necesita atención, estos datos pueden desencadenar una acción automatizada que generará beneficios significativos para hacer que su organización de servicios sea todavía más efectiva. Este tipo de mantenimiento predictivo automatizado, se volverá cada vez más común y, de hecho, es un paso natural tras la implantación de IoT en la gestión de los servicios.

(*) Antony Bourne es Global Industry Director of High-tech and Industrial Manufacturing en IFS

ShareThis

Publicidad

Publicidad

Destacamos

  • ICEMD y Banco Santander reivindican el valor del gobierno del dato en el sector financiero

    El Instituto de la Economía Digital de ESIC ha presentado una clase magistral de Banco Santander en la que se ha puntualizado el valor del gobierno del dato para las entidades financieras, tanto desde la vertiente de las personas, como de las políticas, procesos y herramientas. “La necesidad de saber gestionar los datos es una consecuencia del volumen que han alcanzado en los últimos años”, señala Raúl Cruces, Data Group vice-president de Banco Santander

Envío de artículos por email de IT CIO.es

Por favor, introduzca la siguiente información











Cerrar

Envío de artículos por email de IT CIO.es

Procesando envíos...

Envío de artículos por email de IT CIO.es

Email enviado. Cerrar

Envío de artículos por email de IT CIO.es

Error en el envio. Pulse aqui para cerrar.Cerrar