Red de información TI para profesionales ITMedia NetWork

Búsqueda avanzada

Publicidad

Publicidad

Movilidad y teletrabajo ayudan en la conciliación familiar

02 Noviembre 2009por Juan Manuel Romero

No todo son problemas a la hora de utilizar las nuevas tecnologías. En realidad hay muchas más ventajas que inconvenientes. Lo que ocurre es que siempre es mucho más llamativo un problema que una solución. Y soluciones hay muchas en el ámbito del entorno laboral: movilidad y teletrabajo son dos de ellas

Las redes de telecomunicaciones móviles nos permiten estar permanentemente conectados, siempre que el ADSL nos funcione correctamente y tengamos suficiente cobertura para el móvil. Desde un teléfono móvil es posible leer el correo electrónico, consultar y revisar documentos e incluso hacer videoconferencias. Estamos hablando tanto de teletrabajo como de movilidad, dos conceptos distintos, aunque muchas veces compatibles.

Juan Manuel Romero

Juan Manuel Romero

Su diferencia principal es que mientras el teletrabajo permite trabajar desde casa, la movilidad admite trabajar desde cualquier parte en cualquier momento y lugar. En este último caso podemos estar online y localizados para cuando se requiera, sin estar sujetos a una ubicación física, haciendo exactamente lo mismo que si estuviésemos en la oficina.

Las ventajas del teletrabajo

El teletrabajo también se puede hacer desde un telecentro, que son locales que facilitan ayuntamientos y comunidades autónomas para que los teletrabajadores dispongan de todos los medios necesarios para desarrollar su labor: impresoras, escáneres, banda ancha, ordenador, etc. Es una posibilidad que ayuda a apoyar políticas de conciliación (reducción de jornadas, situaciones puntuales de necesidad, etc.). Hay otras situaciones beneficiosas. En ocasiones se puede teletrabajar la primera hora desde casa, contestando correos electrónicos y haciendo otras gestiones. Luego vamos a la oficina y nos ahorramos el atasco de la mañana. Esto significa que llegaremos más relajados porque no habremos sufrido un embotellamiento de dos horas en la carretera para hacer treinta kilómetros. Se va a beneficiar tanto la empresa, porque nuestro rendimiento será mayor, como nosotros mismos, que seremos mucho más felices y estaremos relajados. Claro que esto no se puede hacer en todas las profesiones, porque hay algunas que requieren la presencia física en el lugar de trabajo de forma permanente.

No obstante, se puede teletrabajar de forma habitual o esporádica. Para los habituales lo normal es que, cada semana, estén tres o cuatro días en su casa y uno o dos en la oficina, porque siempre hay que mantener reuniones, entrevistarse con gente, tanto en la empresa como clientes, y conservar el contacto con la realidad física de la empresa y los jefes, subordinados y compañeros en general.

Uno de los inconvenientes del teletrabajo es que podemos sentirnos aislados de la realidad de nuestra empresa y precisamente por ello es bueno que periódicamente acudamos a la sede de la compañía, aunque sólo sea para tomar un café e intercambiar comentarios y experiencias con los compañeros. Porque queda claro que un contacto personal directo no puede sustituir nunca a una videoconferencia o cualquier otro sistema telemático que permita comunicase a dos personas.

Teletrabajo esporádico

La otra posibilidad de teletrabajo es el esporádico, que se presenta en situaciones excepcionales. Por ejemplo, en los últimos meses de embarazo una mujer puede preferir quedarse en casa a trabajar y si esto es posible resulta beneficioso para ella y para su empresa. O después del parto puede optar por trabajar desde casa, igual que puede hacerlo su esposo, porque no siempre tienen que ser ellas las que se queden cuidando de los niños. O podemos tener a un familiar enfermo al que hay que cuidar, por lo que quedarnos en casa a trabajar puede ser la solución ideal. El trabajador estará mucho más contento y realizará su labor con más interés, precisamente por la responsabilidad que supone que le permitan hacerlo desde casa.

La movilidad laboral es algo diferente. En nuestro país, el 25 por ciento de las empresas tienen integrados programas de movilidad laboral, donde predomina el acceso al correo electrónico. Y aunque tiene grandes ventajas eso de poder trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento, también hay inconvenientes.

Adicción, un peligro potencial de la movilidad

La movilidad en algunos casos crea adicción y se convierte en una extensión de la oficina, sin que distingamos entre trabajo y ocio. Tampoco la empresa suele distinguir entre ambos conceptos; en realidad, la posibilidad de estar siempre localizados puede ser malinterpretada como siempre disponibles. 

(*) Juan M. Romero es Vicepresidente y Portavoz de Adicciones Digitales , organización que imparte charlas, conferencias y seminarios en empresas, instituciones municipales, regionales y estatales y colegios, dirigidas a profesionales, profesores, padres y estudiantes para cómo hacer un uso saludable de la tecnología.

ShareThis

Publicidad

Publicidad

Destacamos

Envío de artículos por email de IT CIO.es

Por favor, introduzca la siguiente información











Cerrar

Envío de artículos por email de IT CIO.es

Procesando envíos...

Envío de artículos por email de IT CIO.es

Email enviado. Cerrar

Envío de artículos por email de IT CIO.es

Error en el envio. Pulse aqui para cerrar.Cerrar